miércoles, 16 de junio de 2010

Las consecuencias más destacadas

Producto de las acciones militares desarrolladas durante los cincos años que duro la contienda, hubo más de 50.000 muertos. Entra lo mas resaltante a nivel político queda establecido ante la ley la igualdad de todos los venezolanos, así como su derecho al voto; lo cual se considera históricamente como el gran logro de la guerra federal.

Venezuela se convirtió en un estado federal. En la actualidad, los documentos oficiales del gobierno son fechados indicando el tiempo transcurrido desde 1864, año en que la federación quedo establecida en la constitución venezolana.

Las actividades agropecuarias se vieron seriamente afectadas. La mayoría de las tierras destinadas a la siembra y la ganadería, especialmente en los llanos centrales, fueron quemadas. Se perdió aproximadamente 7 millones de cabezas de ganado en una de las épocas de peor escasez de alimentos. Por otra parte la situación financiera del país se hizo crítica. La deuda pública ascendió a unos 58 millones de pesos.

Se acentuó el predominio de los militares sobre el resto de la población civil. Además, se incremento de manera exagerada el número de oficiales existentes. Para 1864 había en el país alrededor de 2000 generales. Esto trajo como consecuencia que miles de personas se vieran obligadas a emigrar a otras regiones del país e inclusive, muchas de ellas lo hicieron hacia el extranjero.

El 15 de octubre de 1858, en Saint Thomas, los diversos grupos revolucionarios constituidos en «Junta Patriótica de Venezuela», con Félix María Alonso de Presidente y Antonio Leocadio Guzmán, Ramón Anzola Tovar, Napoleón Sebastián Arteaga y Carlos Sanabria, que hace de Secretario, redactan el primer programa de la Federación. Consta de 26 artículos y en su mayoría es una enumeración de derechos y garantías que van a ser recogidos por la Constitución de Valencia. Lo nuevo es la implantación del sistema federal, la abolición de la pena de muerte por delitos comunes, remoción de los Ministros del Despacho por acuerdo de los dos tercios de cada Cámara, libre navegación de los, ríos, lagos y aguas costaneras. En realidad, el programa no distaba mucho de los principios contenidos en la Carta de Valencia. El problema que se debatía era distinto y así lo reconocerá más tarde Falcón, designado jefe del movimiento, en su Proclama de Palmasola:

La aguda crisis económica que vivía el país a consecuencia de la baja en los precios de productos de exportación, principalmente del café. Alto grado de pobreza en la mayoría de los venezolanos.


El reparto desigual de las tierras. Unas cuantas familias descendientes de la oligarquía y unos cuantos caudillos, salidos de la independencia, tenían en sus manos inmensas propiedades y mantenían sus dominios sobre los campesinos. El latifundio continuaba extendiéndose.


La vuelta al poder de la oligarquía conservadora a raíz de la caída de los Monagas. Las ideas de igualdad social que predicaban los liberales no se estaban cumpliendo y sirvieron para enardecer los ánimos del pueblo.


Todas estas causas provocaron el descontento en la mayoría de la población, puesto que los diferentes gobiernos, tanto liberales como conservadores, no resolvieron los problemas existentes y Por el contrario, estos fueron acentuados. En resumen estaba la malversación de fondos públicos, el peculado y permanencia del latifundio. Todo esto, unido a la persecución política de los liberales, condujo al país a la más larga de las contiendas civiles: La Guerra Federal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada